La llamada del vacío.

13b

El retrato del progreso soy yo

Esperando en la casa, por los siglos de los siglos.

Los que salen van a algún lado, es su turno, los llamaron.

Cuando vuelven lanzan golpes y patadas

A las cajas con comida que no alcanza para todos.

Son las risas de los niños que sus padres conocieron

Donde hondo es el camino que conduce a la nada.

Y el resto de los seres ahora cuelgan de las manos

En el filo del olvido se alimenta la manada.

Es que el cielo tiene hambre y los dioses se despiertan

Otros mueren al costado, lejos de las miradas

Y se queman en el fuego, lejos de sus hijos, de sus madres

No hay testigos más que espinas enterradas en la tierra.

Pero el jefe me saluda, el café de la mañana

Y el moho en el aire hace cosquillas en la garganta.

La señora en el metro tiene ganas de tirarse

Pero ahora hay más de veinte entre ella y el filo del andén.

Solo siga su camino, viejo amigo o conocido

Que sus pasos retumban en sueños místicos

Y su ojo dormido ahora revela las almas en estéreo

En esta bolsa de estrellas donde nada se queda

Todo pasa y se aniquila, se transforma, se desangra

Y no olvides que esta Tierra tiene las horas contadas.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s