The Walking Dead (ES)

The Walking Dead es una serie de televisión cuyo primer capítulo salió al aire más o menos cuando se iniciaron las transmisiones televisivas y cuyo último capítulo será televisado eones después del fin de la civilización humana. ¡Lo digo en serio! En realidad, en sentido figurado. Es que se siente como que TWD ha estado al aire tanto tiempo que casi resulta imposible imaginar la televisión sin esta larguísima historia sobre un grupo de sobrevivientes a un apocalipsis zombie. Yo realmente no he leído el comic de Robert Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard, por lo que no puedo hablar sobre esta versión de la historia, pero en lo que respecta a su homónimo televisivo, lo que puedo decir y lo que siento es mayormente relevante, muy por encima del concepto de cadáveres revividos caminando y comiéndose a las personas, es que TWD establece un setting ideal para establecer multitud de situaciones dramáticas que bordean en la desesperación y el deseo de vivir, que borra constantemente las líneas morales en pos de la supervivencia, excepto una, la esencial en esta serie, la protección irrestricta de la familia como núcleo afectivo, pero también como única posibilidad de sobrevivir al fin del mundo.

Este concepto de familia no es algo nuevo en series de televisión, de hecho, honestamente siento que TWD es un claro sucesor de la serie Lost, en la cual el drama giraba en torno a una premisa similar. Jack Sheppard, el protagonista de Lost, decía en uno de los primeros capítulos “O aprendemos a vivir juntos o morimos en soledad”, una frase que podrías escuchar en cualquier capítulo de TWD. Y es que, a lo largo de sus 10 temporadas, TWD ha explorado hasta el cansancio temas como la confianza, traiciones, los compromisos y sacrificios por el bien común que llevan al sufrimiento y a la pérdida pero también llevan a las mayores expresiones de humanidad y valentía. Recuerdo que una de las premisas de Lost era contar con una lugar donde pudiesen ocurrir infinidad de situaciones entre personajes, dicho aspecto es completamente replicable en TWD, con una trama igualmente difusa en términos explicativos. Creo que nunca se ha especificado la naturaleza de la infección, aunque tampoco es como si importara, pues la dinámica de la serie no se centra en detectar el origen o causas del apocalipsis (algo que si ocurre en World War Z) ni en combatir la infección y sanar a las personas. En TWD los personajes aprenden rápidamente que la única opción válida es encontrar la forma de sobrevivir por el tiempo que se pueda y este tiempo de supervivencia se incrementa cada vez que la “familia” se hace más fuerte.

Uno de los puntos más altos de TWD es sin duda alguna la actuación de Andrew Lincoln como el policía Rick Grimes. Y largo es el recorrido que hacemos junto a él durante las 9 temporadas en que este personaje aparece en la serie (Lincoln dejó la serie durante la novena temporada). La historia parte con Rick despertando en un hospital, luego de ser herido de bala, en medio del apocalipsis (muy en el estilo de 28 Days Later). Este inicio para el personaje es muy interesante a causa de los motivos por los que se encuentra solo, resulta que Rick tiene problemas con su esposa Lori, están al borde de la separación antes del comienzo del fin del mundo. Cuando los zombies atacan, Lori se refugia en Shane, el mejor amigo de Rick y no pasa mucho tiempo para que ambos inicien una relación. Ahora, cuando Rick regresa junto a su esposa e hijo (Carl jr.), la actitud de Rick es un tanto peculiar. En vez de quedarse con ellos, el decide irse en un montón de aventuras para salvar a otras personas en el nombre de la justicia y lo correcto. Es Shane quien, a pesar de que su regreso lo perjudica frente a Lori, le explica que en este nuevo mundo lo único que importa es proteger a tu seres queridos. Y Rick paga por sus errores un montón de veces antes de darse cuenta que Shane dice la verdad. No es que sea algo establecido, pero siento que, por lo menos durante las primeras temporadas de la serie, Rick está aprendiendo como ser un padre. Él mismo lo explicita en una ocasión cuando le dice a otro personaje que “esta gente me mira a mí y esperan respuestas, es algo que yo no quisiera que pasara pero pasa y no puedo hacer nada al respecto”.

Existen otros personajes interesantes dentro de la serie que ayudan a mantener y diversificar el drama. Entre ellos creo que los más importantes son los que llegan hasta el infame episodio 16 de la sexta temporada “Last Day on Earth” (la primera aparición de Negan). Entre ellos están Daryl, Carol, Glenn, Michonne y Maggie. Siento que la serie hace un trabajo realmente muy interesante en crear las diferentes dinámicas entre todos ellos. Es cosa de ver el primer episodio en que aparece cada uno de ellos y el último para notar la increíble evolución que han tenido. Claro que también existen algunas excepciones, por ejemplo, Daryl aparece por primera vez como un personaje no muy interesante (quizás no muy bien establecido). Es más adelante en la serie que le prestamos mayor atención, cuando se hace visible su valor dentro del grupo, más allá de sus habilidades de cazador. Me refiero a sus valores como persona, es como si se volviera el chicle que mantiene al grupo cohesionado, siempre dispuesto a sacrificarse por los demás. Un personaje que si tiene un cambio interesante desde el comienzo de la serie es Carol, quien pasa de ser una mujer abusada por un esposo violento a convertirse en quizás la mejor cazadora de zombies del grupo y ver esta transformación realmente es un gran logro para TWD.

Todo eso sobre el drama implícito en la historia, pero ¿qué pasa con los elementos más explícitos? Partamos con esto de los zombies. Y yo siento que, definitivamente es el aspecto menos interesante de toda la trama. Y supongo que los guionistas de la serie también se dieron cuenta de esto, porque la indagación sobre el fenómeno queda atrás luego de la segunda temporada. Existen algunos capítulos en que el grupo de Rick se encuentra en una instalación donde un tipo está investigando las causas de la infección, de ello aprendemos únicamente que todas las per… esperen, creo que esto es un spoiler. La cosa es que, luego de esto, nunca más se habla del tema. Existe un momento, durante la novena temporada, donde parece que se va a ampliar el lore sobre los zombies, cuando aparece una nueva clase de zombie capaz de anticipar ataques y moverse más rápido. Sin embargo, todo queda atrás cuando nos enteramos que en realidad se trata de personas disfrazadas de zombies (y personalmente siento que desde este momento la trama se va al diablo). Más allá de eso, los zombies no pasan de ser un obstáculo desagradable que aparece cada cierto tiempo en la historia. La real fuente de conflicto en la serie son los antagonistas humanos y es aquí, salvo un pequeño problema, donde encontramos el real peligro para la familia de Rick Grimes. Recuerdo que en un capítulo, Carl Jr. pregunta a su padre si son ellos aún los buenos, esto por la cantidad de asesinatos que tienen que cometer para sobrevivir. El primer enemigo importante en la trama es Shane, el amigo de Rick, quien pierde rápidamente el compás moral a causa de su amor por Laurie. Este personaje es el primer obstáculo importante para Rick, la primera prueba para averiguar si está dispuesto a hacer lo necesario para salvar a su familia. Luego vienen otros enemigos, entre los que destacan “el alcalde” y Negan (quizás el antagonista más conocido de la serie). El problema entre ambos personajes es que no son lo suficientemente diferentes como para sentir una evolución en la historia. De hecho, ambos dañan al grupo de una forma similar, matando a uno de ellos en frente de los demás.

Eso es lo que puedo decir de The Walking Dead, una serie que tiene un personaje muy interesante en Rick Grimes y una historia sobre personajes que no se conocen y que llegan a formar una familia juntos, como única forma de sobrevivir a un apocalipsis, teniendo que tomar difíciles y desesperadas decisiones entre medio. Quizás es cierto que la serie ha durado mucho más de lo que debería haber durado, ya para cuando habían derrotado a Negan se sentía que cada capítulo (a excepción de los más importantes) era más de lo mismo. Es por eso que prefiero quedarme con los recuerdos de las primeras temporadas y con las partes más importantes de la batalla contra Negan. El resto es olvidable, pero no quita el valor dramático que las partes buenas tienen, momentos en los que puedes realmente darte cuenta porque esta serie fue un fenómeno para tantas personas.

Lo bueno:

  • ¡Rick Grimes!
  • Las primeras cuatro temporadas son oro puro.
  • Last Day on Earth.

Lo malo:

  • La serie dura demasiado y se vuelve repetitiva.
  • Los zombies no pasan de ser una molestia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s