Ilusiones (ES)

Ilusiones es una novela escrita por Richard Bach, un tipo que es escritor y piloto de aviones, ¿Cómo una persona puede ser tan interesante? Bueno, la cosa es que esta historia se trata de un tipo llamado Richard, que es el nombre del autor, que es un piloto de aviones antiguos y que gana dinero llevando a personas de paseo en su avión. La cosa es que este Richard se encuentra un día con otro tipo llamado Donald Shimoda, quien dice estar esperándolo y que resulta ser la reencarnación de Jesús, Siddhartha y tantos otros profetas de la antigüedad. Donald espera a Richard para enseñarle el arte de ser un mesías, pues Richard tiene la pasta para ser uno de ellos, o como se devela más adelante, pertenece a la misma familia. Según he leído por ahí, es posible que esta novela sea la continuación de Juan Salvador Gaviota, pero la gran diferencia entre ambos libros es que en Ilusiones, la narrativa tiene poco de visualidad y mucho de dialogo (en la forma de alegorías y conversaciones existenciales), mientras que en el primero (Gaviota…) las ideas están fundidas con la acción. Esto hace que Ilusiones sea una historia más difícil de leer, excepto por sus pasajes finales, donde la acción se hace presente y tiene importancia narrativa. Pero bueno, ¿quieres saber por qué este libro, a pesar de sus partes monótonas, tiene unas ideas muy interesantes sobre la existencia humana y una filosofía de vida que puede liberarte del sufrimiento? Entonces conversemos un poco sobre Ilusiones.

Como dije anteriormente, Ilusiones se trata de un mesías que viene a enseñarle al protagonista a ser un mesías también, lo que le enseña es que la vida es un sueño y que todos podemos hacer lo que realmente queremos hacer y que este es el camino hacia la libertad. La forma en que Donald Shimoda enseña a Richard sobre todas estas cosas es que ambos pasan un tiempo juntos, viajando en sus aviones antiguos y llevando a personas de paseo, una vida bien simple y libre que les permite conversar sobre la vida y practicar milagros en el camino, cosas como caminar sobre el agua, nadar en la tierra o atravesar paredes. Todo se trata de entender que las ideaciones que tenemos en la mente son en realidad limitaciones que nos imponemos al ver la vida de un modo estructurado, cuando la verdad es que la vida es un sueño de lo que en la novela se nombra como el “es” (el ser supongo). También, como dije anteriormente, la forma en que está escrita la novela puede parecer monótona para algunas personas, pues todo se establece con muchos diálogos en la forma de conversaciones, donde Donald puede incluso parecer un poco pesado o majadero con su actitud de saberlo todo. Para ser honesto, la primera vez que leí esta historia me gustó mucho más que ahora, esta lectura anterior al review me costó mucho más mantener la atención, excepto hacia el final de la historia, donde las acciones se toman la trama, aunque de forma un tanto abrupta.

Algo interesante de la historia es que está escrita de una forma circular, todo comienza con unas palabras escritas en un borrador, es un relato sobre una persona que nace en Indiana y tiene una vida muy normal hasta que recupera recuerdos de otras vidas, estos recuerdos lo hacen fuerte y sabio. Entonces, otras personas se acercan a él en busca de consejo y él les hace una pregunta; ¿Qué harían todos ellos si Dios les ordenara ser felices por el tiempo en que vivan? Esta es la premisa de la historia, es la razón del desenlace violento sobre el final, es el fundamento de todas las conversaciones que Richard y Donald tienen a lo largo del relato y es la razón por la que Donald elige a Richard para enseñarle los caminos del mesías. Y todo el asunto adquiere un matiz circular pues en el epílogo, Richard tiene un sueño donde se encuentra con Donald (póstumo) y este le pide que escriba un libro que contenga las enseñanzas de los mesías, Richard no quiere hacerlo, pero termina aceptando la petición de Donald y se pone a escribir, así es como las últimas palabras de la novela son idénticas a las primeras. O sea que todo el rato hemos estado leyendo algo que terminó pero empieza en el final, cuando viene esta idea de escribir las cosas que ocurrieron pero que ya vivimos al haber leído todo el asunto. ¿Enredado? A mí también me han dado nauseas.

Recordando esa lección de Lagos Esgri sobre el punto de ataque en las historias dramáticas, tengo que decir que esta historia es un ejemplo bien claro sobre como elegir dicho punto para construir un relato. La historia se trata sobre un mesías enseñando a un candidato a mesías el trabajo ¿cierto? Y bueno según la historia, un mesías hace lo que quiere, porque sabe que el objetivo divino de la vida es ser feliz. Por esto no es de extrañar que en el comienzo de la historia, Richard vive cómodamente y en soledad, no le debe nada a nadie y hace lo que quiere, lo único que le falta es sacarse esa mentalidad de que la vida es un problema que hay que estar solucionando a cada momento. Y es entonces que Donald Shimoda aparece e incluso le dice, “te estaba esperando”. ¿Será que estaba esperando a que Richard tuviera esta vida? Por la forma en que se conocen, volando en aviones antiguos sobre los campos, da la impresión que fuese así, aunque también podríamos estar leyendo demasiado entre líneas ¿Qué creen?

Antes de terminar, no puedo sino referirme al final de la historia, es un deber que no se puede dejar pasar. Es algo muy extraño porque es al mismo tiempo gratificante y al mismo tiempo abrupto, el final llega como una fuerte pisada al freno antes de chocar. Donald es entrevistado en la radio sobre esto de volar sobre los campos en aviones antiguos (no sabemos por qué lo entrevistan) y ahí él dice unas cosas un tanto polémicas que molestan a los lugareños. Lo que dice en síntesis es que todas las personas que han hecho algo importante para la humanidad, realmente lo que estaban haciendo era vivir por sus propios intereses con un alma divinamente egoísta. Algo así como vive y se feliz para ti mismo o vive por otros y se infeliz. Por estas palabras la gente lo tilda de anticristo y terminan pegándole un balazo con una escopeta, en una escena muy bien descrita por Richard Bach, demostrando una vez más su maestría en construir secuencias vívidas de acción (el aspecto más interesante de Juan Salvador Gaviota, yo siento). Pero, aunque esta escena está tan bien construida no pude evitar sentir que la novela cae en esta secuencia de eventos de forma aleatoria y medio desconectada del resto de la narración. Pero eso que importa, si lo más interesante es cuando Richard lee el manual del mesías, si en serio, es un libro que enseña a ser mesías, justo después de la muerte de Donald, y las palabras que encuentra ahí son “Todo en este libro puede estar equivocado”. Que supongo es la última prueba de Donald para Richard, el último umbral para romper el laso de dependencia entre el maestro y el alumno.

Eso es todo lo que puedo contarles sobre Ilusiones de Richard Bach, sé que dije que el libro tenía unas partes monótonas, pero honestamente, cuando era más joven estas partes me parecieron igualmente interesantes, supongo que es porque ahora soy un maldito cínico nihilista que no puedo disfrutar las cosas como se debe. La primera vez que lo leí, recuerdo que esta novela tuvo un fuerte impacto en mi vida, me brindó paz y esperanza en la existencia humana, más allá de la pesadilla del “sobrevivencia del más fuerte” en el que estamos metidos en este momento. Es por eso que siento que estas historias de Bach son tan importantes, especialmente ahora, porque en ellas encuentras unas reflexiones muy interesantes sobre la vida y te lleva a pensar desde otra perspectiva, sobre un mundo donde la magia se encuentra en todas partes, incluso en aquellas que nos causan dolor. Por todas estas razones siento que; si una gran cantidad de personas leen Ilusiones y otras novelas de Richard Bach es más que probable que el autor termine como candidato al premio nobel de la paz.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s