The interrupted Journey (ES)

De la gran parafernalia de libros y películas sobre el fenómeno ovni, es extraño y a la vez esperable (paradójico) que The Interrupted Journey sea el único de ellos que logra presentarnos este controversial tópico de una forma convincente y como veremos, mucho de ello proviene de las elecciones que el autor ha hecho al respecto. Es el hecho en que se basa todo el relato, es la forma en que está presentado y es la posición del autor al respecto, factores que se confabulan para mantener al lector pendiente de la próxima revelación, al mismo tiempo que retiene el sentido de realidad y el pensamiento crítico, especialmente en la evidencia presentada.

Pero veamos… ¿de qué trata The interrupted Journey? Pues se trata del famoso “rapto de los Hills”, es la recapitulación de este evento, el primer caso documentado de abducción extraterrestre en la historia de la humanidad (en realidad creo que hubo algunos anteriores, pero es el primero en alcanzar suficiente fama para meterse en la cultura popular). Y pues los Hills tuvieron mucha mala suerte supongo, de haber andado paseando por la noche en una carretera apartada y oscura luego de haber salido de vacaciones durante un fin de semana. Lo que les pasó de regreso a casa quedará marcado en sus memorias de por vida, aunque no precisamente en su conciencia. Lo que pasa es que los Hills, inicialmente, solo podían recordar una parte de lo que les había pasado; de regreso a casa por la autopista se encuentran con una extraña luz en el cielo, extraña por la forma en que se mueve, de un lado para otro a gran velocidad (forma que Jung advierte lúcidamente se parece mucho al movimiento de los insectos). Pero esta luz no se queda tan solo dando vueltas por el cielo nocturno, no no, pronto esta luz está encima del automóvil de los Hills, persiguiéndolos como la sombra del halcón sobre el tímido conejo, cazador y presa (de hecho esta es la sensación que el relato inicial del libro provoca en el lector). En un acto casi heroico, Barney Hill se baja del automóvil y decide caminar en la intemperie (sin saber realmente por qué lo está haciendo) y digo un acto heroico porque honestamente, ¿cuántos de nosotros se hubieran bajado del automóvil para ver mejor una nave que vuela amenazante sobre nuestro automóvil? La cosa es que Barney justo tenía unos binoculares (la pareja indica luego que los tenían porque no tenían dinero para comprar una cámara fotográfica) y los utiliza para ver la nave más de cerca, logra ver a unas personas en el interior y una de estas personas le dice que se quede quieto usando telepatía. El ser en el interior de la nave quiere convencerlo de que se quede quieto en ese lugar, alejado del coche en donde Betty Hill le está gritando que regrese junto a ella. Es aquí que Barney siente un terror inexpresable que lo insta a correr hacia su esposa, llevando consigo una terrible premisa; “ellos quieren raptarnos”.

Poco más que esto es lo que los Hills inicialmente recuerdan, aunque cada vez que les toca contar la historia a las diferentes personas de las que el libro da cuenta, especialmente ante las personas de la fuerza aérea de Estados Unidos (pues la conmoción en ambos fue tanta que no dudaron en ponerse en contacto con las autoridades), ellos se van dando cuenta de un montón de detalles que les hace pensar que durante esa noche pasaron más cosas de las que logran recordar. En el relato inicial, Barney y Betty recuerdan haber escapado en el automóvil luego de haber visto a los seres en el interior de la nave, aunque también recuerdan haber llegado a casa casi tres horas más tarde de lo normal. Y es aquí donde aparece la genialidad en el ordenamiento de los eventos en la historia de parte del autor John G. Fuller, quien parte el relato contándonos esta primera versión de los acontecimientos, para luego pasar a todas las evidencias que obligan a los Hill a cuestionar este relato y cuestionar sus propios recuerdos, al punto de decidir aventurarse con una terapia de hipnosis, con el objetivo de recuperar posibles recuerdos reprimidos. De esta forma, el autor se vale del ordenamiento cronológico de los eventos para presentarnos, no solo las dos versiones del asunto, sino también para introducir eficazmente a todos los personajes involucrados (y les digo personajes pero en realidad se trata de personas reales).

Y así es como llegamos a la segunda versión de la historia, la versión que proviene de la recuperación de recuerdos bajo hipnosis. Tengo que decir que, inicialmente, los Hills no tenían ninguna intención de contar su historia al resto del mundo, especialmente Barney. Sin embargo, la sensación de que algo andaba mal y los deseos de desahogarse son los que llevan, inicialmente a Betty Hill, a contarle el asunto, primero a su hermana y luego al resto de las personas (incluyendo a los oficiales de las fuerzas armadas y a personas cercanas a ellos). Barney se mantiene en una posición de escepticismo frente a las posibilidades, específicamente, no quiere saber nada sobre la existencia de extraterrestres, en una actitud muy parecida a la que demuestran las personas que manifiestan síndrome de estrés post traumático; la idea es que mientras puedas vivir en la negación de que el evento traumático pasó puedes vivir bajo la premisa de que el evento no ocurrió y por lo tanto estás protegiendo tu vida cotidiana de que dicho evento sea parte de la realidad en la que te desenvuelves. Sin embargo, todo eso se acaba luego de las sesiones de hipnosis a las cuales ambos se someten. Es aquí donde se “revela” lo que ocurrió durante esas casi tres horas perdidas en la memoria. Tanto Barney como Betty recuerdan bajo hipnosis haber sido abordados por “hombres extraños”, quienes impedían de alguna forma u otra el movimiento de los Hills y que estos hombre extraños los llevaron al interior de una nave espacial, lugar donde les practicaron una serie de test aparentemente médicos sin explicación alguna y sin que ninguno de los dos pudiera hacer nada para detenerlos.

Ahora, existen antecedentes que quedan establecidos en el relato y que, sin embargo, no son tomados como hechos establecidos o como conclusiones últimas sobre lo que les pasó a los Hills. La conclusión a la que la pareja llega al final de las sesiones de hipnosis es que ambos fueron abducidos por extraterrestres (el sentido literal del relato), pero otros no ven la misma verdad en el asunto. Específicamente, la opinión del psiquiatra que los ayudó, el doctor Simon, es mucho más concreta y crítica del relato bajo hipnosis. Verán, existe un punto en todo el relato que no he mencionado y que pudo haber ejercido gran influencia en todo lo ocurrido. La cosa es que Barney y Betty son una pareja interracial, él es negro y ella es blanca. El detalle puede parecer superficial, pero recordemos que los eventos descritos en el libro ocurrieron durante la década de los 60, una época marcada por el conflicto racial en Estados Unidos. Más aún, Barney mismo relata en estado hipnótico haber estado preocupado (incluso asustado) por la posibilidad de que les pudiera pasar algo a causa de esto. Ahora, ¿qué tiene que ver una abducción de extraterrestres con el fenómeno racial en Estados Unidos? Pero esperen un poco, aún falta otro antecedente. La hermana de Betty siempre fue una entusiasta del fenómeno Ufo y Betty encantaba de conversar al respecto con ella. Entonces, ¿qué es lo que pudo haber ocurrido? Bueno, una posibilidad más concreta es que Barney y Betty hayan experimentado una situación traumática en la carretera y durante la noche, quizás fueron abordados por un grupo de personas racistas y la situación se agravó rápidamente, quizás demasiado, al punto en que ambos no tuvieron más que reprimir todo el asunto. Existen algunas evidencias que soportan esta idea, como el hecho de que Barney tenía una herramienta bajo el asiento del conductor (como si se hubiera preparado para pelear).

Al final creo que esto es lo mejor del libro, el cual presenta todas estas versiones de forma explícita pero no se conforma con ninguna, pues supongo el autor no ha tomado ningún lado en el asunto. Al final que es muy difícil saber lo que realmente pasó, pero lo que podemos decir, siguiendo la lógica Jungniana es que, lo que se sabe es que un fenómeno extraño (quiere decir que no encuentra una explicación convincente bajo la lógica de la conciencia) ocurrió y que existe una explicación inconsciente al asunto (la recuperación bajo hipnosis). El problema es que el inconsciente nos habla más sobre las creencias y mitologías de la persona y poco sobre la realidad concreta. Pero bueno, yo creo que la idea del libro es presentar este caso tan particular sin hacer juicios a priori al respecto y por eso creo que es sin duda el mejor libro que he leído sobre el asunto de los Ovnis. La verdad es que es el único libro bueno que he leído (sin tomar en cuenta el Flying saucers: a modern myth de Jung que es más un tratado de psicología) y eso que he intentado leer varios (pero es que son tan malos!). Creo que The Mothman prophecies y Secret Life son dignos contendientes, los leeré y luego les cuento.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s