Casablanca (ES)

Wow, Casablanca, el clásico de clásicos y finalmente pude verla, luego de todas esas veces en que me la topé en la televisión y cambié inmediatamente a otro canal, luego de todas esas veces que escuché a otras personas decir que era una joya única dentro de la filmografía mundial, luego de todas esas veces en que vomité al escuchar palabras como “romance”, “pasión” y “amor imposible” para describir la trama de esta película de 1942, dirigida por Michael Curtiz y protagonizada por el carismático Humphrey Bogard, en el papel de Rick Blaine y por Ingrid Bergman en el papel de Ilsa Lund. Luego de verla, puedo decir sin miedo a equivocarme, que si… esta película es realmente especial, tanto por su historia como por sus personajes, pero también es interesante a causa del espacio en que se desarrollan los acontecimientos y como este espacio hace eco con todos los demás elementos de la historia. Me refiero al contexto político y social, al punto geográfico donde se desarrolla la historia (desde la ciudad de Casablanca hasta el bar de Rick y todo entremedio), todos elementos magistralmente orquestados para producir un poderoso relato sobre como las circunstancias externas tienden a moldear nuestras decisiones y como nuestras emociones tienden a prolongar los conflictos, hasta el punto en que decidimos hacernos cargo de la situación y logramos cambiar el destino.

Pero espera… ¿de qué se trata Casablanca? Pues se trata de este tipo, Rick Blaine, que es el dueño del bar de Rick, un lugar donde un montón de refugiados (mayoritariamente) intentan escapar de Europa en medio de la segunda guerra mundial. En el bar de Rick ellos encuentran uno de los únicos lugares para pasar un rato agradable en medio del caos de la guerra. El caso es que Rick parte la película con una actitud egoísta, el solo piensa en salvarse a sí mismo y no se inmiscuye en los asuntos de otras personas, ni siquiera en favor de amigos o conocidos. Ahora, esta actitud también le sirve para mantener una relación cercana con el capitán Louis Renault, encargado de Casablanca y también le hace pasar bajo el radar del mayor Strasser y la tropa de nazis que han llegado a Casablanca en busca de Víctor Laszlo, un activista contrario al nazismo y voz activa de la resistencia europea frente a los alemanes. Es aquí donde los caminos de Rick y Víctor se entrecruzan, aunque no por motivo de la guerra, sino porque la esposa de Víctor Laszlo es Ilsa Lund, la antigua novia de Rick que lo ha dejado plantado en Francia durante el día de la ocupación nazi, día en que Rick inicia su viaje a Casablanca. En el comienzo de la película, Rick se hace con unos pasaportes robados que permitirán a quien sea ocuparlos para escapar de Casablanca. El objetivo de Víctor e Ilsa es escapar de Casablanca antes de ser asesinados por los nazis, ¿ven hacia dónde va todo el asunto?

Antes de continuar, hablemos un poco sobre el personaje de Rick Blaine, interpretado por Humphrey Bogart. Como dije anteriormente, Rick comienza la historia con una postura egoísta sobre todo el asunto de la guerra y los problemas de las demás personas. Incluso, cuando un conocido es capturado por los nazis, Rick se limita a decir que él no se juega el cuello por nadie. Rick tampoco acostumbra a brindar junto a otras personas y no acepta la invitación de nadie si es que puede evitarlo. Pero la situación cambia radicalmente cuando Ilsa y Laszlo llegan a Casablanca. Desde este momento, Rick no puede evitar mostrar un lado diferente de su personalidad, uno más empático, pero también más pasional, para sorpresa de conocidos y para el dolor de Ilsa, pues Rick no demora en hacerle saber el daño que le ha causado al haberlo abandonado en Paris.

Ahora bien, ¿qué es lo que pasó en Paris? La cosa es que Ilsa andaba de novia con Rick cuando los nazis llegaron a destruirlo todo. Rick tiene el plan de escapar junto a Ilsa y junto a su eterno compañero, el pianista Sam Wilson. Pero todo se va al carajo cuando Ilsa no se presenta en la estación de trenes, en su lugar envía una carta explicando escuetamente la situación (básicamente que no volverán a verse). Es desde este momento que Rick decide mandar a todo el mundo al diablo y enfocarse en vivir una vida sin sentido, protegido en su bar de las calamidades del mundo.

Pero la llegada de Ilsa y Víctor Laszlo trae otras consecuencias imprevistas en la vida de Rick. Una de ellas se encuentra en la que quizás sea la escena más dramática de la película. Me refiero a la escena en que los nazis se han tomado el bar y cantan el himno de Alemania, pero son interrumpidos por Laszlo y la banda musical, cuando Rick les indica que sigan la orden de Laszlo de tocar la Marsellesa. Es aquí donde comienza el cambio en Rick, quien ya no aparece como un ente externo al conflicto político, sino que toma cartas en el asunto. Luego de que los nazis deciden cerrar el bar y prohibir los festejos, Rick se entera de la verdad acerca de la desaparición de Ilsa. Resulta que ella ya estaba casada con Víctor antes de conocer a Rick, pero cuando Víctor parte a enfrentar la guerra y luego de mucho tiempo en que Ilsa no tiene noticias sobre su paradero, ella toma la decisión de continuar con su vida junto a Rick, justo entonces, ella recibe noticias sobre Víctor, quien está vivo.

¿No es el destino sino una maquina cruel de lágrimas anticipadas? Bueno, prefiero no contarles el final de la historia para no arruinar la experiencia, aunque siendo honestos, creo que cuando vean el final se van a dar cuenta de que lo han visto antes en innumerables parodias y homenajes, porque esa escena final y sus diálogos son ya parte del ADN del cine norteamericano. Así es Casablanca, una película sobre un tipo que no quiere involucrarse en la guerra a causa de un dolor del corazón, viviendo en un lugar neutro (que no es villano ni aliado de nadie) hasta que otra persona llega para recordarle que hay cosas en la vida por las cuales vale la pena luchar y que, a veces, ser neutro puede producir más daño que la tentativa de tomar una posición más concreta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s