Daydreamer (Capítulo I)

Image by Rainer CS (Rainer CS (artstation.com)

EXT. DIMENSIÓN DE LOS SUEÑOS – NOCHE

La pesadilla en que nos conocimos.

En medio de trazos de niebla amarilla, contra un cielo purpura interminable, sentada en el suelo helado y sin vida, la pequeña PENÉLOPE (5) espera en silencio. Las lagrimas que brotan de sus ojos caen mudas en el camisón de dormir que cubre su cuerpo. Los sollozos de Penélope se detienen cuando un pesado paso retumba en el suelo. Los ojos de la niña abiertos completamente, escudriñando nerviosamente el espacio alrededor. Nuevos pasos se aproximan y presionan el corazón de la pequeña.

PENÉLOPE

Quiero despertar, quiero despertar, quiero despertar.

Un gruñido profundo interrumpe la plegaria de Penélope, una sombra imponente atraviesa la niebla. La figura dantesca revela su verdadera apariencia al salir de la bruma, es un ser antropomórfico cubierto de oscuridad, casi parece una sombra. La figura de la criatura cambia de forma constantemente, como si fuese afectada por una distorsión (similar a la distorsión en la imagen de los televisores antiguos). A causa de esta distorsión, la figura demoniaca se deforma constantemente, produciendo espigas en el contorno de su cuerpo.

PENÉLOPE

Quiero despertar, quiero despertar, quiero despertar.

Penélope cierra los ojos con fuerza. Las espigas en el contorno de la criatura crecen en intensidad y frecuencia, acompañando a los gruñidos agresivos y los ojos rojos que se mantienen fijos en ella. El cuerpo de la bestia crece junto a las puntas en un rugido ensordecedor.

ELLIOT

Oye monstruo, ¡aléjate de ella!

La bestia corre la mirada hacia el costado y recibe de lleno el golpe del cuerpo de la guitarra en el rostro, la fuerza del impacto le cercena la cabeza. El cuerpo de la criatura retrocede, pierde el equilibrio y cae al suelo. Penélope observa aterrada.

Entonces…

ELLIOT (7), un niño de cabello melenudo, vestido con pijama blanco de dos piezas y luciendo una larga bufanda roja, corre hasta Penélope y la toma de la mano, sin dejar de correr.

ELLIOT

¡Vamos, no te sueltes!

Penélope es arrastrada por Elliot hacia adelante, ella logra incorporarse y presiona la mano de Elliot para no soltarse, ambos corren alejándose del lugar. La criatura antropomórfica de ojos rojos escudriña el suelo con sus manos y encuentra su cabeza, la toma con ambas manos y vuelve a colocársela en su lugar.

ELLIOT (Corriendo)

Niña, ¿cuál es tu nombre?

PENÉLOPE

Penélope, mis amigos me dicen Pen.

ELLIOT

Pen. ¿Tienes un lugar donde te guste esconderte?

PENÉLOPE

¿Esconderme?

ELLIOT

Si, como cuando juegas a las escondidas.

PENÉLOPE

Debajo de la cama.

ELLIOT

Bien, imagina que estás ahí ahora.

PENÉLOPE

¿Qué estoy ahí?

ELLIOT

Si, apúrate, antes de que nos alcance.

Penélope cierra los ojos y se concentra. Sorpresivamente, la cama aparece frente a ella. Elliot y Penélope se detienen junto a la cama.

ELLIOT

¡Bien hecho!

Sin embargo…

Un estrepitoso rugido lanza ondas de choque que borran todos los trazos de niebla y solo el interminable espacio purpura queda.

ELLIOT

¡Nos encontró!

El monstruo crece en tamaño y dos nuevas piernas crecen en su cuerpo.

ELLIOT

Rápido Pen, debajo de la cama.

PENÉLOPE

Si.

Penélope asiente con la cabeza y se mete debajo de la cama, al hacerlo, tanto ella como la cama desaparecen.

¡Entonces!

De un salto, la pesadilla atraviesa el espacio y se lanza contra Elliot. La criatura cae pesado frente a Elliot y levanta una polvareda, el polvo se disipa rápidamente. La pesadilla amaga para atacar, pero se detiene al notar que Elliot lo está apuntando con el cuerpo de la guitarra que sostiene con la mano izquierda desde el puente. La bufanda de Elliot flamea contra la presión del viento que la pesadilla ha generado en su movimiento.

ELLIOT

Escucha amigo, no está bien que andes asustando a las personas.

La pesadilla ruge y su cuerpo genera puntas inmensas que cubren todo su cuerpo, pero Elliot mantiene la mirada seria sobre ella.

ELLIOT

Entiendo, no vamos a solucionar esto conversando.

Las espinas crecen en tamaño y luego avanzan velozmente, pero se entierran en el suelo luego del salto ágil que Elliot ocupa para escapar al ataque. Una segunda embestida de las espinas encuentra a Elliot aún en el aire, sin poder evadir el ataque, Elliot recibe el impacto con el cuerpo de la guitarra como escudo. Elliot es empujado hacia atrás, pero logra aterrizar en el suelo con gran agilidad. La pesadilla se mantiene en la posición donde se encuentra la cama y Penélope.

ELLIOT

Así que estás empecinado en atacar a Pen.

La pesadilla camina en círculos alrededor del espacio donde se encuentra la cama de Penélope, golpeando el espacio en el suelo violentamente. Penélope grita aterrada desde su escondite.

PENÉLOPE (Aterrada)

¡Aaaaaah!

ELLIOT

No te preocupes, no podrá encontrarte a menos que salgas.

PENÉLOPE

¡Pero está muy cerca!

ELLIOT (Confiado)

Te digo que no hay problema.

PENÉLOPE (Irritada)

¡Y cómo voy a creerte!

La criatura golpea el suelo una vez más.

ELLIOT (se toca la nariz con el pulgar)

Ah, confía en mí. Yo me encargaré de todo.

PENÉLOPE

Como voy a confiar en ti, ¡ni siquiera se quién eres!

ELLIOT

Me presento.

Elliot se para frente al camino de la pesadilla, obligándola a detenerse.

ELLIOT (Sonriente)

Escucha monstruo, este no ha sido tu día de suerte, te has topado con Elliot, ¡el cazador de monstruos!

La pesadilla observa a Elliot, confundida. Penélope observa a Elliot, confundida.

ELLIOT

Vamos, soy Elliot, el cazador… ah, no importa.

Elliot sostiene la guitarra con fuerza, tomándola desde el puente, la lleva hacia atrás, “enfundándola” y asumiendo una posición samurái de “espada envainada”. Con los ojos cerrados, se concentra y un torbellino se levanta a su alrededor. El viento obliga a la criatura a retroceder. Penélope observa atónita desde debajo de la cama.

PENÉLOPE

Increíble…

El cuerpo de Elliot es cubierto por llamas plateadas. Las llamas se levantan desde el suelo y atraviesan el cuerpo de Elliot hasta llegar a la guitarra, haciéndola arder en llamas. El monstruo ruge con fuerza y logra romper la barrera de viento que lo impulsa hacia atrás, se contrae y lanza espinas desde todo el contorno de su cuerpo, todas en dirección a Elliot, quien abre los ojos ante el inminente ataque.

ELLIOT

Ya estoy listo.

Elliot inhala un montón de aire por la boca, haciendo que la chispa plateada en la pupila de sus ojos crezca. Luego se lanza contra la pesadilla a gran velocidad, evadiendo las espinas que atraviesan el espacio como relámpagos fulminantes. Una a una las va dejando atrás con movimientos ágiles y decididos, continúa avanzando y evadiendo los ataques de la criatura, hasta llegar junto a ella.

ELLIOT

A este golpe le llamo… ¡REQUIEM DEL CAZADOR!

Elliot lanza un poderoso golpe con la guitarra flameante, directo al cuerpo de la pesadilla, utilizando ambas manos para soltar el poderoso ataque que desintegra al monstruo en un torbellino de fuego. Penélope se queda mirando desde abajo de la cama, asombrada ante lo que acaba de ver.

Entonces…

Elliot sonríe victorioso entre las chispas flameantes en el aire. Penélope asoma la cabeza desde abajo de la cama, haciendo que la misma pierda su invisibilidad, y se encuentra con la mirada sonriente de Elliot. Pedazos incandescentes de la criatura y del aura flameante que envolvía a la guitarra aún circulan en el espacio entre ellos.

ELLIOT
(V.O.)

Ese fue el día en que conocí a Penélope, no era mi intención meterme en su sueño, es que no podía quedarme de brazos cruzados mientras otra pesadilla ocurría.

ELLIOT (V.O.)

Pero esperen, aún no les he contado nada, lo que pasa es que he tenido esta habilidad desde que era muy pequeño, la habilidad de despertar en un sueño y viajar hacia los sueños de las demás personas.

Elliot ayuda a Penélope a salir desde debajo de la cama, rodeados por los pedazos flameantes que flotan en el aire.

CUT TO:

I/E. MONTAJE DE ESCENAS – DIA/NOCHE

Recapitulación.

Penélope es perseguida por una pesadilla con la forma de un pulpo, ella lleva a la criatura hasta la posición de Elliot, ambos sonríen. Elliot golpea a la criatura con la guitarra y la destruye.

ELLIOT (V.O.)

Esa cosa que perseguía a Pen es una pesadilla, hay muchas pesadillas dando vueltas entre los sueños.

La pesadilla explota, Elliot y Pen celebran danzando junto a los pedazos que flotan en el aire.

ELLIOT (V.O.)

En el mundo de los sueños podíamos hacer lo que quisiéramos. Enfrentábamos monstruos e imaginábamos mundos increíbles que recorríamos hasta el cansancio. Pero entonces…

Elliot y Pen recorren el interior de un gigantesco palacio, el oscuro interior de unas mazmorras, corren entre las nubes en el cielo.

CUT TO:

EXT. PRADERA VERDE AZULADA CON NOGAL FRONDOSO – DIA

El último día.

Las hojas anaranjadas del gran nogal se desprenden de las ramas y escapan de la frondosa copa del árbol que corona el pequeño monte verde azulado, brillando junto a los rayos del sol en el atardecer. Penélope se esfuerza en recordar las notas en la guitarra, sentada bajo la sombra del nogal, mientras Elliot escribe su nombre y el de Pen en el tronco del árbol, utilizando una pequeña navaja.

PENÉLOPE

Toca una canción, Elliot.

ELLIOT

Aprendí a tocar solo una canción y no vale la pena tocarla.

PENÉLOPE

¿Por qué dices eso?

ELLIOT

Porque si, confía en mí.

Pen desiste algo irritada y golpea una de las cuerdas de la guitarra.

PENÉLOPE

No entiendo, es solo una canción.

Elliot deja de tallar y entierra la navaja arriba de los nombres, en el tronco del árbol. Luego se recuesta junto a Penélope. El viento tenue mueve suave las ramas superiores del nogal.

ELLIOT

Esto sí que es vida.

PENÉLOPE (Enfado moderado)

Mmm…

Elliot cierra los ojos y respira profundo.

PENÉLOPE (Enfado intensificado)

Mmmmm…

ELLIOT (Desentendido)

Podría dormir aquí para siempre.

PENÉLOPE (Enfado ultra intensificado)

Mmmmmmmm…

Elliot se levanta ofuscado.

ELLIOT

¡Está bien, está bien! Tocaré la canción.

Penélope sonríe satisfecha y burlona, Elliot se sienta en el pasto con las piernas cruzadas y recibe la guitarra. Lleva la mano izquierda hacia el puente y se desliza entre las cuerdas para terminar el movimiento marcando un acorde con sus dedos. Elliot toca la guitarra, Penélope cierra los ojos y escucha con atención, la melodía crece en intensidad a cada momento. Mientras Elliot toca su guitarra, nubes grises se juntan en el cielo, antes despejado. La luz del sol se hace más y más tenue, un viento helado levanta las hojas del suelo y mueve la copa del nogal con tal fuerza que las aves vuelan hacia el cielo. Elliot deja de tocar. Penélope abre los ojos.

PENÉLOPE

Elliot…

Truenos débiles se escuchan desde el cielo completamente nublado.

ELLIOT
Es una melodía triste. No merece la pena tocarla.

Elliot deja la guitarra en el suelo y se levanta, camina hasta el nogal y observa a las aves alejándose, luego gira hacia Penélope, quien mira a Elliot con una mirada de terror.

ELLIOT

Pen, ¿qué pasa?

PENÉLOPE

No se…

Un intenso haz de luz atraviesa las nubes borrascosas y aterriza sobre Penélope, iluminando el área alrededor y levantando el polvo del suelo, un aire intenso lleva a Elliot a cubrir su rostro con los brazos, sin dejar de mirar a Pen.

ELLIOT

¡Pen!

PENÉLOPE (Asustada)

Elliot, ¿qué está pasando?

El rayo de luz se intensifica y el cuerpo de Penélope se levanta del suelo suavemente.

PENÉLOPE

¿Elliot?

ELLIOT

¡Pen, espera!

Elliot corre desesperado hacia Pen, quien sigue elevándose hacia el cielo a una velocidad cada vez mayor. De un salto logra llegar hasta ella y la toma de la mano, pero no puede evitar que ella siga elevándose.

ELLIOT
¡No me sueltes, Pen!

Pen hace el mayor esfuerzo por retener a Elliot entre sus manos, pero lentamente, la mano de Elliot se desliza entre los dedos de Pen. Ambos son levantados por el haz de luz hacia las nubes, cada vez más rápido.

PENÉLOPE

¡No me sueltes!

ELLIOT
¡Nunca!

Elliot y Pen se miran el uno al otro por última vez, las manos de ambos se separan antes de ser rodeados por una intensa luz dorada que hace desaparecer todo.

CUT TO:

INT. HABITACIÓN DE HOSPITAL – DIA

El despertar.

Elliot abre los ojos y se levanta enérgicamente de la cama.

ELLIOT
¡Pen!

El sonido del beep de las maquinas que registran la actividad de su cuerpo dominan el espacio, la luz pálida del sol se funde con las cortinas blancas del hospital en la ventana abierta. Al mirar hacia el costado, Elliot se encuentra con SOPHIA (39), madre de Elliot.

SOPHIA (Sorprendida)

¡Elliot, despertaste!

Sophia abraza efusivamente a Elliot, apretándolo tan fuerte que Elliot pierde todo el aire de los pulmones. Sophia suelta a Elliot, quien tiene la lengua afuera y los ojos desorientados.

SOPHIA
Elliot, ¿Elliot?

ELLIOT

Me volví a morir…

SOPHIA
¡Elliot!

ELLIOT Estoy bien, mamá.

Lágrimas brotan en los ojos brillosos de emoción de Sophia.

SOPHIA
¡Es un milagro!

Elliot mira a Sophia, confundido.

ELLIOT

No… espera, que quieres decir.

SOPHIA

Elliot, has estado en coma durante los últimos dos años.

ELLIOT

Dos años… eso significa que… ¡QUÉ!

Elliot vuelve a saltar encima de la cama.

CUT TO:

TITLE: DAYDREAMER.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s