Daydreamer (capítulo IV)

INT. CASA DE ELLIOT EN LA SUPERFICIE DEL ARPEX – NOCHE

La pesadilla.

Elliot abre los ojos y se encuentra en medio de la sala, sin embargo, el lugar está completamente oscuro e Hilda ya no se encuentra junto a él. Peor aún, Elliot no puede mover el cuerpo, está paralizado.

ELLIOT

( V.O.) ¿Es esta mi casa? Creo que sí, pero no puedo moverme. Espera… ¿dónde está Hilda?

Elliot observa hacia el pasillo que lleva hacia el interior de la casa, desde la profunda oscuridad se escucha un grave gruñido.

ELLIOT

(V.O.) Mierda, si es un sueño… no… ¡una pesadilla!

En el centro de la profunda oscuridad aparecen dos ojos rojos como la sangre. Un nuevo gruñido hace temblar las paredes de la casa.

ELLIOT

(V.O.) ¡Tengo que hacer algo rápido!

Elliot se esfuerza por mover el cuerpo pero no logra hacerlo, las oscuras manos con filosas uñas se apoyan en la pared, la cabeza de la pesadilla se asoma amenazante y fija sus ojos carmesí en Elliot.

ELLIOT

(V.O.) ¡Maldición!

La pesadilla apoya ambas manos en las paredes, enterrando las garras en el concreto para impulsarse ferozmente hacia adelante, un rugido intenso antecede la apertura de sus gigantescas fauces, apuntadas directamente a Elliot, paralizado en el sillón.

¡Sin embargo!

El golpe certero y pesado de una gran espada impacta en el centro de la cabeza de la pesadilla. El golpe derriba a la criatura y la obliga a retroceder y chocar contra la pared anterior, destruyéndola en su paso hacia el otro lado. Una nueva criatura antropomórfica, bañada en oscuridad y sosteniendo la gran espada, aparece desde atrás del sillón donde Elliot está sentado.

ELLIOT

(V.O.) Creo que este es mi final.

La segunda criatura bañada en oscuridad acerca su mano y toma la mano de Elliot, cuando ambos hacen contacto, la oscuridad que baña el cuerpo de la criatura se desvanece y revela a la persona en el interior, ¡se trata de Pen! Quien ayuda a Elliot a levantarse del sillón.

ELLIOT

¡Pen! Realmente eres tú.

PENÉLOPE

¡Elliot!

Pen abraza efusivamente a Elliot, lagrimas se asoman en los ojos de ambos.

ELLIOT

Pensé que no iba a volver a verte.

PENÉLOPE

Nunca dejé de buscarte. Pero no regresaste.

ELLIOT

¿Regresar?

Una intensa luz azulada brilla desde el lugar donde ha caído la criatura.

PENÉLOPE

¿Un deseo? Alguien está alimentando a la pesadilla.

ELLIOT

¿Alguien? Te refieres a…

Un nuevo rugido mueve todos los cimientos de la casa, pedazos del cielo de la casa caen sobre la sala, la luz azulada se intensifica.

PENÉLOPE
Tenemos que salir de aquí, quizás tengamos más suerte en un lugar abierto.

ELLIOT

De acuerdo.

Elliot sigue a Pen hacia afuera de la casa, ambos salen por la ventana que Pen destruye con un movimiento de su espada.

CUT TO:

EXT. PATIO DE LA CASA DE ELLIOT – NOCHE

Pen toma a Elliot de la mano y lo guía hacia adelante, directo hacia la pared.

ELLIOT

¡Espera, Pen!

Pen da un poderoso salto sin soltar a Elliot de la mano…

CUT TO:

EXT. CALLE AFUERA DE LA CASA DE ELLIOT – NOCHE

… lleva a ambos a la calle, saltando ágilmente la pared de la casa, aunque Elliot aterriza torpemente, pierde el equilibrio y cae al suelo.

PENÉLOPE

Estás fuera de forma.

ELLIOT

Que esperabas, no he hecho esto en años.

¡De pronto!

La criatura da un gran salto desde el interior de la casa, destruyendo el techo y derrumbándola completamente. La criatura se eleva velozmente en el aire.

ELLIOT

¡Mi casa!

PENÉLOPE

No te preocupes, recuerda que estamos en un sueño.

ELLIOT

(avergonzado) Verdad.

PENÉLOPE

(Mirando a la pesadilla) Va a cambiar de forma.

ELLIOT
¿Cambiar de forma?

PENÉLOPE
Nos mostrará su verdadera identidad.

La pesadilla desciende a gran velocidad, perdiendo el manto de oscuridad que envuelve su cuerpo. Cuando llega al suelo revela su verdadera forma, que se mantiene flotando sin tocar el piso. Se trata de un ser antropomórfico hasta la mitad de su cuerpo (cabeza, torso y brazos) la parte baja está compuesta de un gran cristal puntiagudo que se entierra en la carne de su abdomen.

Información:

“Pesadilla masoquista” la criatura parece sufrir a causa del cristal que se entierra en su cuerpo.

PENÉLOPE

No es posible… Una pesadilla masoquista.

ELLIOT

¿Es fuerte?

PENÉLOPE

Si… ha reunido la energía del sufrimiento autoimpuesto de muchas personas. No será fácil detenerla.

ELLIOT

¿Cómo puedo ayudar?

PENÉLOPE

Escucha Elliot, voy a llamar la atención de la pesadilla, tienes que ocupar la oportunidad para esconderte.

ELLIOT
Pero puedo ayudarte.

La pesadilla ruge violentamente y se lanza, apuntando el cristal puntiagudo, hacia Pen y Elliot, ambos se ven obligados a saltar hacia el costado para evadir el ataque. A causa del poderoso impacto, la criatura queda enterrada en el concreto de la calle.

PENÉLOPE
¿Recuerdas cuando nos conocimos?

Elliot observa a Pen.

PENÉLOPE
Confía en mí.

Elliot asiente con la cabeza. Pen sonríe a Elliot y luego vuelve la mirada hacia la pesadilla, levanta la gran espada con fuerza y se lanza al ataque. Pen golpea repetidas veces a la pesadilla con la espada, obligándola a cubrirse con los brazos, recibiendo cortes profundos.

ELLIOT
Un lugar donde esconderme…

Elliot se concentra.

CUT TO:

INT. HABITACIÓN CASA DE ELLIOT (FLASHBACK) – NOCHE

El fugaz pasado.

Elliot (6) se esconde en el interior de un gran ropero de madera. Abre las puertas con cuidado para observar hacia afuera al escuchar la voz de Sophia (36).

SOPHIA

Elliot, te encontraré pequeño.

A Elliot se le escapa una leve risotada, Sophia ingresa a la habitación gateando, al escuchar a Elliot se detiene, observa hacia todos lados antes de detener la mirada frente al ropero. Entonces, el teléfono suena y Sophia se levanta del piso para contestar. Elliot se queda mirando desde el espacio entre las puertas del ropero. Sophia suelta el teléfono y este cae al piso, rompiéndose.

SOPHIA

(Sollozando) No…

Sophia colapsa en el piso con lágrimas en sus ojos.

ELLIOT

Mamá…

Sophia cubre su rostro con ambas manos. Elliot continúa observando desde el interior del ropero.

CUT TO:

EXT. CALLE AFUERA DE LA CASA DE ELLIOT – NOCHE

La batalla II

El ropero aparece frente a Elliot. Pen nota esto mientras continúa golpeando a la pesadilla, la cual crece con cada golpe y cada rugido, juntando un cúmulo de energía negativa en su boca, energía que libera agresivamente, en la forma de un rayo de energía. Pen utiliza la espada para defenderse del ataque y logra reflejar la energía hacia el costado pero es expulsada hacia atrás en el impacto, da una voltereta en el aire y aterriza en el piso con gracia y equilibrio. La pesadilla ocupa la oportunidad para liberarse, empujando con sus manos hacia arriba y liberando el cristal del suelo. Una vez libre, la pesadilla se lanza contra Elliot.

PENÉLOPE
¡Elliot, escóndete, ahora!

ELLIOT

Si.

Elliot se lanza hacia el interior del ropero, se mete adentro y cierra la puerta, justo antes de recibir el embiste de la pesadilla, al hacerlo, el ropero desaparece. Pen lleva la espada hacia delante de ella y pasa la palma de la mano derecha a través del filo de la misma.

PENÉLOPE
Espada de luz, despierta en este mundo de sombras y ayúdanos a encontrar el camino.

El paso de la mano de Pen sobre el filo de la espada logra encender la luz desde el interior del arma que ahora brilla con la intensidad de los rayos del sol. El poder se acumula en el filo de la espada y levanta el polvo alrededor de Pen, cuyos ojos también se encienden con el brillo del sol.

PENÉLOPE

Me toca protegerte esta vez, Elliot. Como tú lo hiciste esa vez.

La pesadilla aún gira alrededor del ropero de Elliot, aunque no logra verlo ni tocarlo y reacciona golpeando el piso de forma agresiva. la luz que Pen emite llama la atención de la criatura que se gira hacia ella y lanza un nuevo rugido. Al mismo tiempo, Pen levanta la espada sobre su cabeza, iluminando el espacio alrededor con la intensa luz. La pesadilla da un nuevo salto y se lanza violentamente, apuntando el cristal hacia Pen, quien presiona el mango de la espada con fuerza.

PENÉLOPE
Toma esto… ¡Cutting Day Light!

Pen lanza un poderoso golpe con la espada que desciende veloz y suelta un enorme haz de luz que atraviesa el espacio entero y alcanza a la pesadilla, partiéndola en dos fácilmente. El intenso brillo del ataque de Pen se desvanece rápidamente, la calle regresa a la normalidad. La espada cae pesada en el piso, Pen descansa apoyándose en ella. Elliot observa desde el interior del ropero.

ELLIOT

¡Lo hizo!

El ruido de piedras moviéndose llama la atención de una exhausta Pen. Una mirada hacia adelante revela que las dos partes cortadas de la pesadilla se arrastran para reunirse nuevamente.

ELLIOT

¡Pen!

PENÉLOPE

¡No salgas Elliot! No puedes ayudarme.

PENÉLOPE

(V.O.) Esto no es normal, la pesadilla no desapareció. No queda duda, algo o alguien la está ayudando.

Elliot golpea el costado del ropero con el puño.

ELLIOT

Tengo que hacer algo.

Las dos partes de la pesadilla logran juntarse completamente y la criatura regresa a la vida, se levanta golpeando el suelo con los brazos y con cada golpe se entierra más y más adentro del cristal, expulsando pedazos de carne y piel, desparramándolos en el suelo.

PENÉLOPE

¡Volverá a cambiar!

El torso, brazos y la cabeza de la pesadilla se meten completamente en el cristal y este cambia de color, de azul intenso a completamente negro. El cristal explota violentamente, lanzando pedazos para todos lados, Pen los esquiva lanzándose hacia el costado y dejando la espada atrás. Cuando el polvo se disipa, la nueva figura de la pesadilla es revelada, es un ser antropomórfico cubierto por una gruesa capa de cristal.

ELLIOT

¡Pen, cuidado!

Pen gira en el suelo luego de esquivar los pedazos de cristal y vuelve a levantarse. Elliot observa nuevamente hacia la pesadilla, pero la pesadilla ya no se encuentra en ese lugar, provocando la expresión de terror en Elliot.

ELLIOT
¡Pen!

La pesadilla se mueve veloz hasta llegar junto a Pen y sonríe muy cerca de ella. Pen salta hacia atrás para escapar, pero recibe el impacto del golpe de puño de la pesadilla antes de aterrizar, aunque logra evadir el impacto con un movimiento defensivo de sus brazos, movimiento que le permite esquivar el ataque y conectar una patada en el cuerpo de la pesadilla, logrando crear un espacio entre ellos y saltando hacia atrás. Sin embargo, al pisar el suelo, Pen siente dolor en el tobillo. La pesadilla retrocede a causa de la patada, pero se lanza inmediatamente hacia adelante para resumir el ataque. Pen soporta el dolor en el pie derecho mientras evade los ataques de la criatura. Sin embargo, mientras la criatura lanza interminables golpes va cargando más y más energía negativa en su boca, está listo para lanzar un nuevo ataque. La pesadilla abre su caparazón de cristal, exponiendo la boca y lanza un poderoso rayo de energía hacia Pen, quien se mueve ágilmente para evadir el ataque, girando en el aire logra patear a la pesadilla directo en la nuca con todas sus fuerzas, obligándola a cerrar la boca, a recibir el impacto de su propio rayo y lanzándola contra la pared de una de las casas cercanas. Pen cae al suelo con ambas piernas, pero el dolor en el tobillo la obliga a arrodillarse.

PENÉLOPE (cansada)
Estuvo cerca.

Un nuevo rayo avanza veloz desde el agujero en la pared donde la pesadilla se estrelló, Pen intenta moverse pero el dolor en la pierna le impide hacerlo con suficiente velocidad, el rayo logra impactarla en el hombro izquierdo y la lanza al piso.

ELLIOT

¡Pen!

La pesadilla se asoma desde el agujero en la pared y lanza un nuevo rugido victorioso.

ELLIOT

¡Pen! ¡levántate!

Pen se levanta, apoyando el peso de su cuerpo en su pierna izquierda, cubre el hombro herido con la mano derecha para detener la hemorragia y observa a la pesadilla en el agujero de la pared. Luego mira hacia la calle, donde ha quedado la espada. La pesadilla nota las intenciones de Pen y se lanza al ataque nuevamente. Pen ocupa toda la fuerza que le queda para correr hacia la espada, soportando el dolor en el tobillo. El espacio entre ella y la espada, entre ella y la pesadilla, disminuye rápidamente. Un salto de fe en el último momento permite a Pen tomar el mango de la espada en el aire, para luego exponer el filo contra la pesadilla, toreando el embiste de la criatura y girando para detenerse en el suelo con la espada en la mano. La pesadilla se enfada y regresa al ataque, lanzando nuevos golpes de puño. Pen hace el mayor de los esfuerzos por contener los incesantes ataques en su contra, utilizando la espada para cubrirse de los golpes. La pesadilla ataca despiadadamente, utilizando ahora largas garras de cristal, empujando a Pen hacia atrás, intentando derribarla.

ELLIOT

Si logra derribarla será su fin.

Elliot, paralizado junto a las puertas del ropero.

ELLIOT

Aquella vez tampoco pude hacer nada más que esconderme…

CUT TO:

INT. HABITACIÓN CASA DE ELLIOT (FLASHBACK) – NOCHE

El pasado fugaz parte II

Elliot observa a su madre llorando junto al teléfono desde el interior del ropero.

CUT TO:

EXT. CALLE AFUERA DE LA CASA DE ELLIOT – NOCHE

La batalla parte III.

Elliot se muerde los labios hasta que la sangre brota desde la herida.

ELLIOT

Ahora recuerdo que después de ese momento decidí no volver a esconderme, pero mírenme ahora, ¡estoy aquí mismo!

La pesadilla continúa golpeando a Pen, visto desde el espacio entre las puertas del ropero.

CUT TO:

. EXT. DIMENSIÓN DE LOS SUEÑOS – NOCHE

El pasado no tan fugaz. (Montaje flashback escena I)

Elliot enfrenta a la pesadilla que persigue a Pen.

ELLIOT

(V.O.) Yo…

Elliot sonríe a Pen, ella se asoma desde abajo de la cama.

CUT TO:

EXT. CALLE AFUERA DE LA CASA DE ELLIOT – NOCHE

La batalla parte IV.

Elliot mantiene la mirada en Pen, desde el interior del ropero, ella recibe un nuevo golpe y cae con la rodilla al piso, la espada vuela por los aires luego del último ataque de la pesadilla. Elliot presiona los puños enfadado, presiona sus dientes con fuerza, frunce el ceño y se concentra. De pronto, el ropero se pone a vibrar intensamente, las puertas se mueven hacia adelante y hacia atrás, golpeando el marco que las sostiene.

ELLIOT

¡Yo no voy a esconderme!

Una intensa luz despierta en los ojos de Elliot y se intensifica para cubrir todo su cuerpo. El ropero explota en medio de la calle y una columna de luz se eleva hacia el cielo nocturno, iluminando el firmamento. La intensidad de la luz disminuye hasta regresar al interior de los ojos de Elliot, en la forma de flamas plateadas. Parado frente a Pen y frente a la pesadilla, la guitarra cubierta de llamas plateadas golpea el piso con fuerza y la larga bufanda roja flameando contra el viento, Elliot sonríe.

PENÉLOPE

(Incrédula) Elliot…

La pesadilla ruge violentamente, sin embargo, antes de poder siquiera moverse, es detenido por un golpe directo de la guitarra en el rostro. El impacto crea ondas de choque que impulsan el cuerpo de la pesadilla directo contra la pared de otra casa. Pero esta vez, la criatura se levanta apresurada y da un gran salto hacia el cielo, cargando energía nuevamente entre sus feroces dientes. Elliot llega junto a Pen.

PENÉLOPE

Escucha Elliot, si logras detener el ataque de la pesadilla, quizás yo pueda acabar con ella.

ELLIOT

Dime que es lo que planeas.

PENÉLOPE

Está bien. Para lanzar un rayo de energía negativa tiene que abrir su armadura antes de disparar, es una pequeña oportunidad.

ELLIOT

Está bien, Pen. Confío en ti.

Pen asiente con la cabeza, Elliot sonríe y toma la guitarra con fuerza, la lleva hacia atrás, en la posición de “envainar la espada”. La energía en las fauces de la pesadilla alcanza la masa crítica.

PENÉLOPE

¡Aquí viene!

ELLIOT

(Cargando energía) ¡Aaaaaaah!

Las flamas que envuelven la guitarra aumentan en brillo e intensidad. Ráfagas de viento escapan desde el suelo y levantan el polvo, empujando todo hacia atrás, lejos de la posición de Elliot.

ELLIOT
Estoy listo, ¡Pen!

Pen se concentra y pasa nuevamente la mano a través del filo de la espada, liberando con ello la intensa luz del sol desde el interior.

Justo entonces…

La pesadilla suelta un enorme rayo de energía negativa a alta velocidad, que atraviesa el cielo incendiando incluso las nubes en su paso hacia el suelo, una enorme onda de choque se expande a través de todo el firmamento.

ELLIOT
Esto será interesante.

Elliot toma el puente de la guitarra con fuerza entre las manos y da un gran salto hacia adelante…

ELLIOT
¡Hunter’s requiem!

… golpeando el aire con fuerza y liberando toda la energía acumulada en el cuerpo de la guitarra, las llamas plateadas avanzan feroces en la forma de una gigantesca onda expansiva. El ataque de Elliot colisiona con el rayo de energía negativa en medio del aire. La pesadilla añade más fuerza a su ataque, aunque es incapaz de hacer retroceder la energía de Elliot.

Entonces!

Pen da un gran salto y se levanta hacia el cielo, hasta llegar frente a la pesadilla. Con un certero movimiento de la espada, logra cortar a la pesadilla en dos antes de que esta alcance a cerrar su armadura. El rayo de energía negativa cesa y el Hunter´s requiem avanza veloz hacia el cielo, donde explota y se desintegra en millones de pequeñas chispas incandescentes. Pen gira en el aire un par de veces antes de aterrizar suavemente en medio de la calle, junto a las chispas. Elliot se pone la guitarra en la espalda y corre hacia Pen, pero luego de dar un par de pasos las piernas le tiemblan y le cuesta mantener el equilibrio. Se detiene y respira con dificultad…

ELLIOT
Había olvidado cuanto cansa todo esto.

… pero sigue avanzando y llega sin aire hasta Pen, quien se encuentra en similar situación.

ELLIOT

(sonriendo) Lo logramos.

Pen sonríe apoyada en la espada, ella también intenta recuperar el aliento.

Pero entonces…

Un enorme cuerpo oscuro cae desde el cielo, impactando la calle violentamente, lanzando a Pen y a Elliot al piso. El espacio cercano se cubre completamente con una capa de polvo, Elliot se levanta con dificultad, tose y despeja el aire con las manos.

PENÉLOPE

(O.S.) ¡Suéltame!

ELLIOT

¡Pen!

Un poderoso viento huracanado remueve el polvo en suspensión, revelando al gigantesco dragón oscuro frente a Elliot, atrapada entre las manos del dragón se encuentra Pen.

HILDA

Bien hecho Elliot, realmente me has sorprendido.

PENÉLOPE

¡Hilda!

Hilda camina sonriendo desde detrás de las largas alas del dragón, se detiene frente a Elliot.

ELLIOT

Hilda… ¿qué haces?

PENÉLOPE

No la escuches, Elliot.

HILDA

Y tú, Penélope. No dudaste en venir a rescatar a tu gran amigo. Tal como esperaba que lo hicieras.

PENÉLOPE

¿Qué piensas hacer?

HILDA

Vamos, que piensas de mi. ¿No me vas a dar las gracias por reunirte con tu amigo querido? ¿Aunque sea una última vez?

Elliot hace un gran esfuerzo por mantenerse en pie.

ELLIOT

Escucha Hilda… hoy pude ver a Pen luego de mucho tiempo… eso me hizo muy feliz…

PENÉLOPE

Elliot…

Elliot presiona los puños con fuerza, una chispa de la flama plateada regresa a sus ojos.

ELLIOT

¡No creas que voy a dejar que te la lleves!

Elliot se lanza contra Hilda y lleva su mano izquierda hacia la guitarra para empuñarla!

Sin embargo…

Hilda se mueve con mayor velocidad y posiciona suavemente la palma de su mano en el pecho de Elliot, inmovilizándolo completamente.

HILDA

Sleep paralyisis.

El ataque de Hilda detiene todos los movimientos de Elliot.

HILDA

Paciencia Elliot, ya verás cómo le doy a este mundo el sueño que tanto necesita. Tú también me lo agradecerás, te lo aseguro.

Hilda hace tronar los dedos de su mano, el dragón lanza un furibundo rugido y levanta el vuelo con un poderoso movimiento de sus largas alas, llevándose a Pen consigo.

PENÉLOPE

(Deseperada) ¡Ellioooooot!

Aún paralizado, Elliot logra fruncir aún más el ceño, Sus músculos se tensan más y logra moverse ligeramente.

HILDA

Vaya, nunca había visto a alguien moverse luego de mi “Sleep Paralysis”. Pero no te estreses, esto terminará ahora. Hasta nunca, Elliot.

Hilda pone la mano sobre la cabeza de Elliot.

HILDA
End of dream…

Elliot cae lentamente hacia atrás, sin embargo, al hacerlo puede ver su cuerpo que queda adelante, parado frente a Hilda, mientras él mismo cae hacia la profunda oscuridad que lo envuelve totalmente.

CUT TO:

INT. SALA DE LA CASA DE ELLIOT – NOCHE

El despertar.

Elliot abre los ojos y se levanta del sillón de un salto, se encuentra nuevamente en la sala de su casa.

ELLIOT

¡Pen!

Justo entonces, la puerta se abre y Sophia ingresa a la casa.

SOPHIA

¿Pen? ¿Otra vez?

FADE TO BLACK:

Continuará…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s