Por tu regreso (Capítulo I)

EXT. EN MEDIO DEL OCÉANO – NOCHE

La foto de un hombre, una mujer y un niño en la playa, cerca de una casa, cuelga en el mástil de la pequeña embarcación y se pliega de un lado a otro con el viento aullante y la lluvia que cae del cielo tormentoso. La barca se mueve constantemente por las furiosas olas del mar y JOHN (46) sujeta con fuerza la cuerda del arpón con ambas manos. Por delante de la embarcación, en medio del oleaje, y en el otro extremo de la cuerda, el arpón está sujeto a la aleta del Bahamut, un enorme pez que lucha por liberarse.

JOHN
¡Eres mío, Bahamut!

Un enorme relámpago atraviesa el cielo nublado, iluminando el ominoso contorno de las oscuras nubes, al que sigue el poderoso trueno. John se agacha involuntariamente ante el estruendo y suelta la cuerda por un momento, pero consigue recogerla rápidamente.

JOHN
(eufórico) Nunca te voy a dejar ir, ¡me oyes!

Justo cuando John dice esto, la fotografía del mástil se suelta y cae al suelo del barco. Sin soltar la cuerda con la mano derecha, John estira el brazo para coger la fotografía con la mano izquierda. Casi consigue alcanzarla, sin embargo, el barco es golpeado por una gran ola, se vuelca y John cae al agua. Bajo el agua, John vuelve a nadar hacia la superficie y lo consigue.

Respira aliviado cerca de la embarcación y mira la fotografía en la superficie del agua. Pero la cuerda se tensa y se engancha al brazo de John, impulsándolo hacia delante a gran velocidad, siguiendo el movimiento del Bahamut mientras intenta alejarse. John lucha por respirar, golpeando las olas con todo su cuerpo mientras intenta liberarse de la cuerda. La velocidad del Bahamut se intensifica sin que el peso del barco lo retenga, John lucha por soltar la cuerda y finalmente lo consigue, deteniendo su movimiento.

Temblando en medio del mar, John levanta la cabeza por encima del agua para respirar, se queda quieto mirando al cielo nublado y cierra los ojos para descansar. El oleaje se calma momentáneamente.

ALLEN
¡Papá!

Los ojos de John se abren de par en par, sorprendido. Mira a su alrededor, pero sólo puede ver el mar y el cielo.

ALLEN
¡Papá! ¡Ayuda!

JOHN
¿Allen?

ALLEN
¡Papá! ¡Por favor!

John vuelve a mirar a su alrededor, se da la vuelta y esta vez consigue ver unos brazos levantados a lo lejos entre las olas.

JOHN
¡Allen!

John nada con fuerza en dirección a los brazos levantados, debido al oleaje apenas puede mantener la vista en ellos.

ALLEN
¡Papá!

Una nueva ola lo levanta y lo arrastra hacia atrás, John se mete bajo el agua y nada el resto del camino. Sin embargo, cuando llega, no encuentra a nadie.

JOHN
¡Allen!

John mira a su alrededor, está solo en medio del océano.

JOHN
¡Allen! Puedes oírme…

Una nueva ola golpea a John, cubriéndolo por completo. Al salir a la superficie de nuevo, John escupe el agua salada que ha tragado.

JOHN
¡Allen! ¡Allen!

John mira a su alrededor pero no encuentra a nadie, así que decide meterse en el agua. Bajo el agua, John busca a Allen, se mueve de un lado a otro, pero el fondo del océano está completamente oscuro y no puede ver nada, vuelve a la superficie y respira con dificultad.

JOHN
¡Allen!

El oleaje sigue moviéndose y un nuevo relámpago recorre el cielo, John sube y baja por las olas y pronto resuena un nuevo trueno.

SOPHIA
¡John!

John se vuelve hacia atrás al ser levantado por una nueva ola, mientras se eleva vislumbra la espalda de una mujer en el agua, sin embargo, al descender pierde de vista a la mujer.

SOPHIA
¡John! ¡Ayúdame!

JOHN
¡Sophia! ¡Maldita sea!

John nada hacia Sophia y se enfrenta a la intensificación del oleaje. Consigue verla de nuevo al entrar en el valle que se forma entre las dos olas que los separan. Sigue nadando hacia abajo y se enfrenta a la siguiente cresta de la ola, sumergiéndose en el agua. Al emerger, llega a la posición de Sophia, pero ella no está allí.

JOHN
¡Sofía! ¿Dónde estás? ¡Maldición!

John cierra los ojos y se queda quieto en medio del inquieto océano, intentando mantenerse a flote y recuperar el aliento.

JOHN
(susurrando) Esto no está sucediendo.

Lentamente, la respiración de John se calma, abre los ojos ante el destello de un nuevo relámpago, frente a él, a una distancia de 20 metros, puede ver el bote flotando en la superficie del agua.

CUT TO:

EXT. EN MEDIO DEL OCÉANO – DÍA

La mano de John consigue aferrarse al borde del bote, utiliza todas sus fuerzas para subir a bordo y cae dentro exhausto. Tumbado en el suelo del bote, John se echa a reír, pero su risa se convierte rápidamente en lágrimas. El bote se mueve cada vez más despacio hasta que se queda completamente quieto, con los primeros rayos de sol que se abren paso entre las nubes. John se levanta del suelo y se limpia las lágrimas de los ojos. Se da la vuelta y se queda mirando el horizonte, respirando profundamente.

Decidido, John recoge los remos del suelo, los desata y los devuelve a su posición en los lados del bote. Sin embargo, se distrae al ver que la aleta del Bahamut vuelve a la superficie no muy lejos de la posición de John, el pez aún tiene el arpón clavado en la aleta. Apresurado, John mira hacia abajo para coger los remos.

ALLEN
¡Papá!

SOPHIA
¡John!

John levanta la vista sorprendido, ve a una MUJER (64) de pie delante, mirándole. Sorprendido, John cae de espaldas al suelo del barco.

MUJER
Hola, John.

Continuará…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s